Administración del RUM actúa irresponsablemente

Mayagüez—De “irresponsables, punitivas y calumniosas” calificaron ayer los profesores del Recinto Universitario de Mayagüez las expresiones que el Rector Interino, Pedro Rodríguez Domínguez, hizo a la prensa para desprestigiar a los estudiantes que mantienen el voto de huelga en el RUM.

La “falta de seguridad que impera en nuestro querido Recinto”, según expresó Rodríguez Domínguez en su reciente comunicado, se basa en informes rendidos por la Guardia Universitaria, en los que indican que “estudiantes encapuchados dentro de los predios les gritaron improperios y transitaron por el RUM en vehículos con su tablilla cubierta, portando palos y tubos.” Ni la Guardia ni el funcionario han ofrecido evidencia para constatar estos hechos.

No obstante, este parcializado informe fue suficiente para que Rodríguez Domínguez decidiera el pasado martes retirar a la Guardia Universitaria del campus y se negara a continuar las negociaciones que su predecesor, Jorge Rivera Santos, tenía pendiente con los estudiantes para acordar los términos de acceso de la Guardia al RUM. Rodríguez Domínguez se apresuró a tomar esta decisión en su segundo día en el cargo de Rector Interino del Recinto.

Los comunicados emitidos por el recién reclutado Rector a la prensa del país y a la comunidad del RUM omiten información y revelan el clima de desinformación y mala fe que ha imperado en las negociaciones entre la administración y los estudiantes del Recinto.

Al inicio de la huelga en el RUM el pasado 3 de mayo, los estudiantes negociaron efectivamente los términos de entrada de la Guardia y otros miembros del personal universitario al Recinto con el Decano Interino de Administración, Ángel Matos.

Sin embargo, el pasado viernes, 4 de junio, estos términos fueron violentados por un miembro de la Guardia que transportó en un vehículo oficial tipo “Van”, equipado con cristales oscuros en su cabina, a tres empleados que, acompañados por éste, ingresaron a la Oficina de Registraduría para remover expedientes. Al percatarse de la situación, los estudiantes contactaron a Matos, quien indicó que los empleados actuaron en su carácter personal y no en respuesta a una encomienda de sus superiores. Según el profesor Robinson Rodríguez Pérez, quien, desde el inicio de la huelga ha mediado entre los estudiantes y el director de la Guardia Universitaria, Rafael Caraballo, éste también indicó que las acciones del guardia involucrado no respondían a sus instrucciones.

A la luz de esto, y preocupados por el motivo que llevó a estos empleados a intentar remover, sin autorización, expedientes archivados en Registraduría, los estudiantes en huelga incrementaron los requisitos de cotejo de la Guardia para acceder al Recinto y prohibieron su entrada al mismo en vehículos particulares. Esta medida fue rechazada por el anterior Rector Interino, Jorge Rivera Santos, quien, el pasado sábado, 5 de mayo, retiró a la Guardia del Recinto e instó a los estudiantes e investigadores que tienen acceso al mismo a no intentar entrar al campus “hasta que podamos resolver el asunto.”

En las negociaciones posteriores los estudiantes acordaron permitir el acceso de la Guardia Universitaria y del personal mínimo necesario para tramitar la matrícula de estudiantes en el Período Lectivo Especial de verano aprobado por el Senado Académico y la Junta Administrativa del RUM. Lamentablemente, parte del personal que entró al Recinto el pasado martes, 8 de junio no se dedicó a las tareas descritas en el acuerdo, sino a tomar fotos de estudiantes que, a tempranas horas de la mañana, dormían en uno de los campamentos establecidos en el Recinto.

Ante esta inesperada intromisión y considerando las medidas judiciales que han sido activadas en contra de universitarios en otros recintos, los estudiantes del RUM convocaron a una reunión del pleno para dilucidar cómo responder a esta amenaza. Mientras transcurría la reunión, Caraballo se comunicó por vía telefónica con los estudiantes para informarles que la Guardia Universitaria se retiraría inmediatamente del Recinto. Horas después, Rodríguez Domínguez notificó a la comunidad universitaria, por vía electrónica, su decisión de “no exponer a nuestros empleados incluyendo a la Guardia Universitaria, a tales circunstancias”, refiriéndose a la alegada presencia de estudiantes encapuchados en el Recinto.

El retiro de la Guardia Universitaria del RUM constituye una amenaza velada de parte de la administración y constata la renuencia de la misma a negociar, de buena fe, con el estudiantado. Los profesores del RUM censuran las expresiones difamatorias e infundadas respecto a los estudiantes huelguistas difundidas por el Rector Interino en sus recientes comunicados de prensa. Igualmente repudian el hecho de que la administración controle el acceso a las vías de comunicación electrónica con la comunidad del Recinto y se rehúse a circular por ese medio los comunicados de otros sectores de nuestra Universidad.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s